Monasterio de San Salvador – Lourenzá

Recorrido

30 Km

Tiempo i / v desde Ribadeo

2 - 3 horas

 
 
 
 

Te interesa saber

Tanto el Monasterio como el Museo de Arte Sacro tienen horarios de visita.

Entre julio y septiembre, las visitas se realizan a las 11:00 h, 12:00 h, 17:00 h, 18:00 h y 19:00 h.

No obstante, durante todo el año se pueden concertar visitas guiadas para grupos (mínimo de 6 personas) llamando al teléfono 982 121 104 o bien directamente al Concello (982 121 006)

Lourenzá y el Monasterio de San Salvador

LOURENZÁ

Lourenzá se encuentra situada en la parte norte de la provincia de Lugo, en la zona denominada A Mariña Central. Limita con los municipios costeros de Foz y Barreiros y con los interiores de Mondoñedo y Trabada.

Está a unos 30 km de Ribadeo, en dirección a Lugo, por la autovía A8. Tiene una población de 2.500 habitantes.

Nota: Antes de visitar el Monasterio o dar un paseo por Lourenzá, deberías leer, sobre todo si vas con niños, la Leyenda del Conde Santo. Seguro que os gustará a todos y os pondrá en situación antes de disfrutar del Monasterio.

OSORIO GUTIÉRREZ, EL CONDE SANTO

Osorio Gutiérrez, era natural de Tierra de Campos y primo del San Rosendo, Obispo de Mondoñedo. Estaba emparentado con los reyes de León y parece que descendiente de Don Osorio, un noble que acompañó a Don Pelayo en el inicio de la Reconquista.

Osorio fue en su juventud un hombre de armas al servicio de los reyes cristianos. Combatió a los moros en diferentes batallas, como la de Simancas contra Abderraman III.

Su familia tenía abundantes tierras en la zona de Mondoñedo. Osorio heredó dichas posesiones de su padre y también de su tío, que murió sin descendencia. Para tomar posesión de esa gran herencia se trasladó a Galicia desde su natal Tierra de Campos. Desde entonces ostentó el título de conde de Vilanova de Lourenzá.

Ya en Galicia dedicó gran parte de su fortuna a ayudar a varios monasterios de los que era patrono, y los unió al monasterio de Lorenzana del que fue su gran mecenas y patrono.

En torno al año 1000, ya viudo y mayor, ingresó como monje benedictino en el monasterio gobernado entonces el abad Munio (969 al 1015). Peregrinó a Tierra Santa, donde vivió casi un año como eremita en un lugar cercano al Santo Sepulcro. Al poco tiempo de su regreso, murió, siendo enterrado en el sepulcro que hoy se conserva en el Monasterio.

Poco después de su muerte se iniciaron las peregrinaciones al sepulcro. Los peregrinos introducían uno de sus dedos por el pequeño agujero que el conde había hecho en la parte inferior del mismo para pedir un deseo al conde santo.

Según la leyenda muchos de estos deseos se han transformado en realidad. Se le atribuyeron numerosos milagros (resurrección de al menos cuatro muertos y curación de enfermos). Con el tiempo se le dedicó un día festivo y una romería, que coinciden con el último domingo de agosto.

El sepulcro en el que fue enterrado tiene también su propia leyenda. Se cuenta que lo compró el propio conde, durante su estancia en Tierra Santa, a unos moros que lo estaban labrando en aquel momento. Según la leyenda. el conde hizo un pequeño agujero en el fondo del sepulcro con su de peregrino y mandó echar el sepulcro al mar.

Al poco tiempo, flotando milagrosamente sobre las olas y apareció en la costa de Foz, donde lo encontraron. El entonces obispo de Mondoñedo mandó retirarlo pero no pudieron. Sólo cuando el conde santo regresó de Jerusalén pudo moverse el sepulcro para ser llevado al Monasterio.

EL MONASTERIO DE SAN SALVADOR

Historia del Monasterio

Aunque ya existía un pequeño monasterio, la fundación del Monasterio de San Salvador se atribuye al conde Osorio Gutiérrez, que lo amplió y financió actuando como mecenas. Su carta de fundación data del año 969.

A partir del siglo XII pasó a ser un monasterio benedictino, integrándose en la congregación de San Benito de Valladolid en el año 1505.

En 1835, como consecuencia de la Desamortización de Mendizábal, tuvo lugar la supresión del monasterio, desmantelándose su biblioteca.

A principios del siglo XX, entre 1912 y 1942, una pequeña comunidad de monjes estableció un priorato dependiente del Monasterio de Samos y ocupó el monasterio, llevando a cabo importantes labores de mantenimiento y rehabilitación.

En 1942 se disolvió el priorato y el monasterio paso a integrarse en el patrimonio del Obispado de Mondoñedo, que lo utilizó como seminario menor diocesano entre 1942 y 1970.

Arquitectura

El monasterio sufrió distintas transformaciones a lo largo del tiempo e incluso un importante incendio en 1878. En la actualidad no queda ningún vestigio románico ni gótico. Sin embargo, el Monasterio de San Salvador es un referente del barroco gallego.

El monasterio cuenta con una abadía, la iglesia, varias capillas, dos claustros y un patio:

- Claustro Mayor del s. XVII de estilo clasicista.
- Claustro del Pozo Santo.
- Iglesia de Santa María
- Antigua Biblioteca
- Museo de Arte Sacro
- Antigua Cámara Abacial, hoy sede del Ayuntamiento.

El Monasterio fue declarado monumento histórico-artístico en el año 1974.

IGLESIA DE SANTA MARÍA

La iglesia de Santa María, se inició en el año 1732 por iniciativa de Fray Juan de Samos y fue terminada (fachada y parte alta interior) por el arquitecto Casas Novoa, el autor de la fachada de la Catedral de Santiago de Compostela.

Es una Iglesia de tres naves con planta de cruz latina y cúpula sobre rechinas.

Interior de la Iglesia de Santa María

En la nave central destaca el retablo mayor neoclásico obra de Ventura Rodríguez con imágenes de Ferreiro.

Retablo mayor de la Iglesia de Santa María

En la nave situada a la izquierda (desde la entrada) cuenta también con un retablo renacentista de San Xoxé (resulta muy original ya en muy pocas ocasiones San José aparece representado con Jesús).

Retablo de San Xoxé de la Iglesia de Santa María

También en esta nave está el retablo de Santa Xertrudis, con una imagen de la Virgen de Montserrat, una tapa del sepulcro de un caballero y la lápida de Villaroel.

Retablo de Santa Xertrudis de la Iglesia de Santa María

Posee dos capillas, la de Nuestra Señora de Valdeflores y la de Nuestra Señora de la Valvanera.

- La capilla de Nuestra Señora de Valdeflores.

Retablo de Santa Xertrudis de la Iglesia de Santa María

En la capilla de Nuestra Señora de Valdeflores se encuentra el sarcófago del Conde Santo, un sepulcro de estilo paleocristiano. Es un féretro de piedra paleocristiano del siglo III, adornado con estrágulas y un gran crismón rodeado de aureolas. La cubierta es del siglo V. Según la leyenda dice que que el Conde Santo lo hizo traer de Tierra Santa para ser enterrado en él.

Sarcófago del Conde Santo

- La capilla de Nuestra Señora de la Valvanera.

MUSEO DE ARTE SACRO

El Museo fue creado en el año 1964 y remodelado posteriormente en diversas ocasiones. Es propiedad del Arzobispado de Mondoñedo.

En la actualidad cuenta con unas magníficas instalaciones, destacando la amplia sala que había sido la biblioteca del monasterio, de la cual se conservan aún interesantes volúmenes.

El museo se compone de una importante colección de pinturas en tabla, con escenas de los milagros del Conde Santo, piezas escultóricas de los siglos XVII y XVIII y un conjunto de singulares piezas de orfebrería.

En la colección de obras conviene destacar:

- el relicario barroco del s.XVII, situado en la sacristía de la iglesia, uno de los mayores de Europa,

Sacristía del Monasterio

Retablo barroco de la Sacristía del Monasterio

- el sepulcro de piedra del Conde Santo, paleocristiano , la capilla de Nuestra Sra. Valbanera y el retablo de la iglesia de Santa María, del siglo XVIII.

ANTIGUA CÁMARA ABACIAL

La antigua Cámara Abacial es hoy la sede del Ayuntamiento de Lourenzá.

Cámara Abacial

Escalera interior de la Cámara Abacial

Para picar algo ...

En Galicia en todos los pueblos puedes picar algo con garantías. No necesitarás salir de Lourenzá.

También puedes acercarte a alguna de las poblaciones próximas más cercanas: Foz, Burela o Mondoñedo.

En todo caso, estás sólo a 30 km de Ribadeo, donde tienes un montón de sitios donde tomarte algo. Utiliza el botón "Picar algo en Ribadeo" para seleccionar un restaurante y contactar con él.

Recuerda que en agosto te conviene reservar en la mayoría de los sitios.